Responsabilidad Climática

climate_responsibility-responsabilidad_climatica-logo-300x300Hasta ahora el Cambio Climático era sólo una teoría científica muy discutida, hoy es una realidad que estamos experimentando de primera mano en todo el mundo. Por ese motivo, debemos pasar de la teoría a la práctica, asumiendo sin ambages la Responsabilidad Climática que nos corresponde.

Los devastadores efectos del Cambio Climático en la actualidad son el mayor reto al que se enfrenta la humanidad. La gravedad de las consecuencias que provoca este fenómeno impone con urgencia adoptar medidas correctoras que reparen el impacto negativo causado e implementar necesariamente políticas de prevención de posibles daños futuros.

Esta ingente tarea resulta vital para la pervivencia del planeta y no puede ser pospuesta ni relegada a un segundo plano. La naturaleza de esta labor concierne por igual a todos y nos obliga a responder eficazmente a este descomunal desafío.

La Responsabilidad Climática de los individuos, de las instituciones y de las empresas es ineludible e inapelable, pues afecta a la mayoría de los ecosistemas naturales y al propio ecosistema humano, poniendo en serio peligro su bienestar y condiciones de vida.

La Declaración Universal de Derechos Humanos reconoce al individuo el derecho a la vida, la preservación de la salud  y un medio ambiente limpio. La Responsabilidad Climática protege esos derechos, promueve un comportamiento responsable, favorece la interacción positiva entre empresas y medio ambiente, y evita poner en peligro injustificadamente el medio natural y la salud pública.

 Se trata de establecer un equilibrio compensatorio entre la actividad humana y la preservación del medio ambiente, pues alcanzar el Desarrollo Sostenible sólo es posible si existe Responsabilidad Climática.

Numerosas empresas han asumido ya esta responsabilidad, como quedó de manifiesto en la pasada Cumbre del Clima (COP21), celebrada en París.

Por ello, H2ong ha puesto en marcha Responsabilidad Climática, una campaña de concienciación con la que ayuda a gobiernos, instituciones, organizaciones, empresas e individuos a identificar y calcular la contaminación que generan sus actividades, y la mejor manera de contrarrestarla, a través de acciones concretas.

“Tenemos que construir una conciencia mundial que reafirme que el desarrollo económico y la Responsabilidad Climática vienen juntos”, Lord Stern. Por eso, invitamos a instituciones, empresas, y a la sociedad en general a adoptar la Responsabilidad Climática como un modelo de gestión sostenible, y como un estilo de vida permanente, respetuoso con el planeta, en el marco de la Economía Climática.